La deriva ultra del Partido Popular

Cibeles estaba salpicada de señoras con permanentes llenas de caspa ideológica, pijos obesos y engominados y toda la parafernalia franquista que suele asomar, cual patita por debajo de la puerta, en las manifestaciones de la derecha española. Las banderas con el aguilucho disipaban cualquier duda.

Banderas franquistas y saludos falangistas en la manifestación de la AVT el pasado domingo 30 de octubre en Madrid

Banderas franquistas y saludos falangistas en la manifestación de la AVT el pasado domingo 30 de octubre en Madrid

Una de las claves de las victorias electorales del PP ha sido saber englobar a toda la derecha: la democrática, la menos democrática y la ultra, mientras la izquierda continuamos en clave de saber si son galgos o son podencos, divididos y sectarios, sin ser capaces de encontrar un espacio común. Así nos va.

Pero ahora, en un escenario de crisis, radicalización y agudización de la lucha de clases, la creciente polarización de la sociedad española deviene, inevitablemente, en un incremento de la carga antidemocrática que late en las entrañas del PP.

En pocas semanas, asistimos a un desfile de exhibiciones ultraderechistas, desde jovenzuelos cachorros de Nuevas Generaciones que amenazan a ancianos manifestantes, al tradicional despliegue de banderas anticonstitucionales en sus manifestaciones, la publicación de fotografías de dirigentes del PP y Nuevas Generaciones con saludos o simbología fascistas… así hasta que han llegado a la agresión física.

Alcaldes del PP agrediendo a la Presidenta de la Junta de Andalucía

Alcaldes del PP agrediendo a la Presidenta de la Junta de Andalucía

Es alarmante y muy significativa la violencia y presión física que un grupo de alcaldes peperos ejerció en Málaga contra la Presidenta de la Junta de Andalucía, excediendo ampliamente lo que se suele entender como un escrache.

Aquellos polvos trajeron estos lodos. Si a la derecha española le cuesta, de siempre, digerir los principios democráticos, mal apaño lleva cuando además su mayoría absoluta le hace regodearse en la impunidad.

LePen

Marine Le Pen, lider de la ultraderecha francesa

En una Europa sumida en una profunda crisis, el fascismo vuelve a ser una amenaza real. El auge de Amanecer Dorado en Grecia, la creciente influencia xenófoba y ultraderechista en Austria o el vertiginoso ascenso de Marine Le Pen en Francia, dan la voz de alarma. Todo ello trufado de provocaciones, agresiones e incluso asesinatos. Ya sabes, cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

Me gusta vivir, con todos sus defectos, en un estado democrático. Pero el desprestigio de sus instituciones es real, y se necesita una profunda regeneración democrática que nos proteja de la barbarie nazifascista.

Estamos gobernados por un Partido que entre sus filas cuenta con numerosos fascistas e individuos antidemocráticos, que no acaban de creerse este sistema. Recuérdalo en las próximas elecciones, porque tu voto puede llegar a ser un arma cargada de futuro (al igual que tu palabra).

Muévete ahora ya, porque mañana puede ser tarde. El fascismo avanza si no se le resiste.

@JoseRaigal

Anuncios

2 pensamientos en “La deriva ultra del Partido Popular

  1. Nunca les he visto como un partido democrático … son clasistas, totalitarios, opusinos y nada solidarios. Cada vez se manifiestan más como realmente son: un partido radical que salvo los pijos engominados de su cuerda permanece alejado de los problemas sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s