UPyD, marca blanca de la derecha

El espectáculo caudillista que la presunta diva Rosa Díez escenificó el pasado fin de semana en su cónclave confirma, una vez más, la esencia populista y demagógica que impregna hasta los tuétanos a UPyD.

En  trance megalómano en un espectáculo hecho a su medida

En trance megalómano en un espectáculo hecho a su medida

UPyD son las siglas con las que Rosa Díez ha construido un proyecto político a su medida para garantizar la continuidad de su modo de vida, en estos tiempos de zozobra, dado que su futuro profesional en el PSOE había tocado fondo. Pero, al igual que la UCD no sobrevivió sin Suarez, UPyD (1) tampoco sobreviviría si le faltase Rosa Díez. Esa es la maldición de los movimientos caudillistas.

Rosa es la política profesional que no ha conocido otra ocupación en 35 años y, aún así, se permite levitar más allá del bien y del mal y criticar a la clase política como si ella no fuera su más indigna representante. Oportunista hasta la médula, no sería conocida ni en su casa a la hora de comer de no haber sido por su pasado político en el PSOE, donde fue despreciada por los militantes en su lucha por la Secretaría General (2).

rosa-diez_560x280La tan cacareada transparencia democrática se esfuma en cuanto se trata de mirar también la viga en el ojo propio, y no sólo la paja en el ajeno. Son legendarias las purgas dentro de su partido con cualquier voz discrepante o, simplemente, que amenazara con hacerle pelín de sombra. Tanto la disidencia como la más leve señal de que los focos pueden iluminar a alguien que no sea ella, acaban bajo el filo del verdugo político, como acaba de pasar en Aragón.

Estos modales de vedette antidemocrática van acompañados de un discurso furibundamente chovinista y patriotero, nacionalista español (3) que parecería un desvarío patológico si no destilase tanto oportunismo político. Con razón la ultraderecha coquetea (4) con las proclamas de UPyD, partido que se sitúa por encima de la izquierda o de la derecha, como la Falange.

¡¡¡Desnuda a la UPyD y saca sus vergüenzas al aire!!!

¡¡¡Desnuda a la UPyD y saca sus vergüenzas al aire!!!

El radicalismo verbal de Rosa y el populismo de sus propuestas tienen cumplidas referencias en la historia más reciente, y echa raíces en los desencantados con el sistema democrático, máxime cuando éste adolece de defectos y cuando en medio de una crisis todos los consensos y las confianzas resquebrajan el pacto social.

Por ello el discurso de UPyD es peligroso para la sociedad. Su supuesto progresismo en la literatura choca con la realidad ultra de sus propuestas paranoicas, gracias a ello y al ambiente irrespirable que se vive en su interior, muchos de los que acuden engañados a sus cantos de sirena huyen prestos al darse cuenta de donde se han metido.

La sesentona gerontocrática aún tiene la osadía de atacar a los "viejos partidos" (foto antigua de archivo)

La sesentona gerontocrática aún tiene la osadía de atacar a los “viejos partidos” (foto antigua de archivo)

UPyD medra en medio de la crisis y la falta de cultura política. Pero a poco que pienses un poco te darás cuenta que a Rosa se le ha partido un tacón, y esta vedette sesentona cojea, y mucho, del pie derecho.

@JoseRaigal

 

(1)   curiosa similitud de siglas, aunque, las cosas como son, es sabido que las casualidades no existen.

(2)   Sacó un exiguo 6,55% de votos en las elecciones a la Secretaría General del PSOE que ganó Zapatero.

(3)   Hace unas semanas, me pronuncié contra el chovinismo patriotero nacionalista, como elemento de división de la clase trabajadora y como fuente de conflictos civiles que pueden llegar a ser bélicos.

(4)   Más que coquetear, colabora, como demuestra que el editor de Saenz de Ynestrillas, referente de la ultraderecha española, ha sido candidato por UPyD en Málaga

Anuncios

4 pensamientos en “UPyD, marca blanca de la derecha

  1. Excelente y condensado análisis que comparto. La Europa de los partidos políticos nacida de la Revolución Francesa ha ido concretando con el devenir de la historia grupos ideológicos claros: la socialdemocracia (y el laborismo británico), la democracia cristiana y su evolución actual de derecha sin más, los partidos comunistas en busca de su nueva identidad y poco más. Lo demás, flor de un día. Múltiples ejemplos. Berlusconi con su Forza Italia es un ejemplo meridiano. Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s