Más allá del bien y del mal

Desconfía de quienes se lavan en agua bendita, considerándose más puros y mejores que el resto del mundo, si alguna vez consiguen tocar una brizna de poder serán los peores tiranos.

No hay nada nuevo bajo el sol, todo está inventado (1) Pese a ello, de vez en cuando surge un espontáneo movimiento social cuyos líderes (esos movimientos tan asamblearios también tienen sus jefecillos de turno) creen haber descubierto la rueda y la solución para todos los males de la humanidad. Se sienten por encima de las organizaciones sociales clásicas (2) y se creen con derecho y ánimo de leer la cartilla a todo el mundo.

Patético, si no fuera porque tienen su ratico de gloria (que diría Andy Warhol) en el que, incluso, les prestan oídos y atención algunos líderes de organizaciones sólidas, con tradición y auténtico potencial transformador.

Mean colonia, como el 15m que no dejaba títere con cabeza y que fue efímera flor de una época, a la que la pusilanimidad de Rubalcaba permitió que creciera y que desmontó el primer soplido de la derecha pepera (a la que el 15m ayudó a conseguir la mayoría absoluta). (3)

Se la cogen con papel de fumar, como algunos lidercillos mareados que no tienen empacho en chantajear al movimiento sindical para intentar borrar nuestras siglas, líderes y banderas de las manifestaciones a las que contribuimos poderosamente a que salgan adelante. (4)

Manifestación Atocha Puerta de Alcalá #23N #EmpleaTuFuerza

Nuestra responsabilidad, la de los sindicalistas de clase, nos hace tragarnos sapos tremendos para conseguir que continúe la lucha en defensa de lo público, del Estado de Bienestar y de los derechos y libertades de la clase trabajadora y la ciudadanía.

Los movimientos que surgen puntuales en coyunturas determinadas bienvenidos sean cuando aglutinan la respuesta social frente a agresiones concretas de la derecha y la patronal. Pero si lo que hacen es sembrar la división con políticas corporativistas y el protagonismo de sus cabecillas, acabarán arrinconados e ignorados entre otras efímeras bazofias parecidas en el basurero de la historia.

En cambio, hay una cuestión que no se marchita fugaz, sino que se mantiene a lo largo de la historia, y es la lucha de clases, eso que hace que haya soluciones distintas a la crisis, unas que pagan los de siempre, los de abajo, y otras alternativas para que pongan de su parte los ricos, los de arriba. (5)

Y en la lucha de clases, la clase trabajadora siempre contará con una herramienta fundamental, que podrá adoptar diversas formas, ser liderada por diferentes personas, pelear con variadas estrategias, pero siempre será en esencia lo mismo, las trabajadoras y trabajadores organizados: el sindicalismo de clase.

Mientras haya clase trabajadora, habrá sindicatos de clase.

@JoseRaigal

(1)   Incluso para el guión de la futurista Guerra de las Galaxias George Lucas se basó en la historia de la Roma clásica y las contradicciones entre República e Imperio.

(2)   Léase “UPyD, marca blanca de la derecha”, a propósito de la surrealista crítica que la jovenzuela sexagenaria Rosa Díez, (más de 3 décadas viviendo de la política) hace contra la clase política tradicional.

El #PP mayoría absoluta. Éstos si que NO nos representan(3)   Los planteamientos nihilistas y pasotas del 15m “no nos representan”, “democracia directa”, “contra todos los partidos y todos los sindicatos”, calaron por su supuesta filosofía progresista entre el electorado de izquierda y, en las Elecciones del 20N contribuyeron a desmovilizar el voto contrario al PP y ayudaron a que éste consiguiera la mayoría absoluta. Toda la clase trabajadora y la ciudadanía española está sufriendo las consecuencias desde entonces.

(4)   Como al sindicalismo de clase en general, y muy en particular a Comisiones Obreras, nos puede la responsabilidad, ante el dilema salomónico de que la movilización salga o no adelante, como es a nosotros a quienes realmente importa, nos hace doblarnos ante el órdago que nos echan quienes, sin responsabilidad ninguna, no tienen ningún empacho en crear conflictos y disyuntivas que a quien perjudicarían, realmente, sería a toda la sociedad española.

(5)   Para salir de la crisis, ésa del “no hay dinero”, existen dos grupos de soluciones fundamentales:

  1. Actuar sobre los gastos, esto es, recortar las prestaciones del Estado de Bienestar cuyo principal beneficiario es la clase trabajadora.
  2. Actuar sobre los ingresos, o sea, recaudar más recursos mediante la vía impositiva (u otras, como las cotizaciones a la Seguridad Social, en España), lo que supondría que quienes acaparan mayores recursos tuvieran que contribuir con parte de ellos.

Esto es, señoras y señores, pura plasmación de la lucha de clases (de momento, la van ganando ellos, los que tienen mayores recursos).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s