Felices fiestas… o no

Los ritos navideños habitualmente me dejan indiferente, en alguna ocasión me saturan y, en casos extremos, me enervan hasta lo insospechable.

Quede claro que, tolerante como soy con el hecho religioso nada tiene que ver mi sarpullido navideño con la secular cruzada del laicismo y el cristianismo. Estas fiestas tienen poco de celebración mística entre la mayor parte de la población, básicamente porque su deriva consumista y de tercer turno vacacional ha ganado masivamente la partida.

A mí lo que me solivianta en menor o mayor grado el metabolismo es la capa espesa y empalagosa que se extiende como un gas nervioso, infiltrándose por todos los rincones, de bondad y sonrisas socialmente impuestas. La peste porcina. La muerte peluda. Horrible. Insoportable. Si añadimos villancicos mezclados con niños, hablamos ya del Apocalipsis.

Tres hechos dispares han hecho saltar estos días mi mala leche, la que tanto me esfuerzo en contener tras mi crisis de hipertensión nerviosa del 2010. Si alguna vez (que lo dudo) he tenido la inclinación de ser bueno y querer a todo el mundo, en cuestión de horas se ha ido al garete, a pesar de la Navidad.

Menos mal que no tenía delante al responsable de los noticiarios de la Uno cuando la imagen de un dirigente de UGT detenido o implicado o que se yo (1) en alguna supuesta irregularidad nos la sirvieron a la hora de la comida, nada más y nada menos que con logos de CCOO ocupando todo el fondo tras él (2). ¿Casualidad? Ya te digo. Como repito hasta la saciedad, yo no creo en las casualidades. Como no tienen nada contra Comisiones, por lo menos les vale con sembrar la confusión en la mente de las gentes, para volver su corazón contra el sindicalismo de clase.

Este caballero, de UGT, y con problemas con la justicia, es sacado en un Telediario con los logos tras él de CCOO. ¿Casualidad? Yo no creo en las casualidades. Más bien MANIPULACIÓN

Este caballero, de UGT, y con problemas con la justicia, es sacado en un Telediario con los logos tras él de CCOO. ¿Casualidad? Yo no creo en las casualidades. Más bien MANIPULACIÓN

El segundo incidente que me ha revuelto la bilis de aquella manera ha sido el tarifazo subastero con que nos amenazan y manipulan para hacernos pagar la electricidad con nuestra sangre, más allá de nuestras cuentas corrientes (últimamente más bien corrientuchas).

Nadie duda de que el disparate de subirnos la luz un 11% es sólo eso, un puro disparate para colocarnos la subida que realmente buscan clavarnos hasta la empuñadura, también desorbitada, pero menos descarada, probablemente en torno al 5 ó al 6%, y que la bestialidad del 11% sólo ha sido el empujón con el que han dilatado nuestro ánimo para que luego nos entre hasta el fondo la auténtica estocada.

Y lo último, lo definitivo, lo que ya me ha soliviantado definitivamente, ha sido Gallardón y su nueva ley para reprimir la libertad de ser madres, o no, de las mujeres al arrebatarles la capacidad de decidir. Gallardón, el que presumía de “progre” del PP ha quedado como la bestia negra ultraderechista y nacionalcatólicista que es, abanderado del machismo y el oscurantismo más rancio. Es el enemigo número uno de las mujeres, de todas ellas como colectivo y da cada una de ellas como persona.

leygallardon

Y un huevo tengo ganas de felicitar las fiestas a toda esta caterva de energúmenos que  se van cargando todo lo que tenemos que merece la pena. Pediré a mis vecinos gitanos una de las maldiciones más retorcidas y venenosas que tengan para lanzársela a la chusma del PP, deseándoles (de todo mi corazón y con todas mis tripas) lo peor de lo peor y que recojan, como poco, la mitad del mal que hacen. Con ello ya me doy por contento.

Si toda esta panda revienta, mejor nos irá a todas y a todos, y no sólo en Navidad, sino el resto de nuestros días.

@JoseRaigal

  1. Cada día se crean figuras alegales como “preimputados” que no hacen sino aumentar la inseguridad jurídica y la alarma social al sembrar las sospechas de que tras las investigaciones judiciales hay ocultas intenciones de parte, para cargar contra determinados partidos o sindicatos.
  2. Fácil lograr esa imagen. Las ruedas de prensa conjuntas CCOO y UGT se celebran alternativamente en el local de unos u otros y dirigentes de ambos sindicatos hablan con el fondo de logos del otro.

NOTA: Como soy de la gente que estos días ha pillado alguno libre, y necesito aflojar un poco el ritmo, los próximos post se publicarán a partir del 8 de enero. Hasta entonces, a no ser por algún motivo excepcional, este blog descansará. Muchas gracias. Carpe diem

Anuncios