Chantaje económico (Ley Seguridad Ciudadana)

Un cacique prepotente una vez dijo en un juzgado, tras ser multado por agresión: “¿Qué me cuesta entonces darle a este tipo dos bofetadas? ¿30.000 pesetas? Pues aquí tiene, Señor Juez, otras 30.000 y en cuanto salgamos vuelvo a partirle la cara”. Ese impresentable se podía dar el lujo de sacudir a quien fuera (ayudado por un par de secuaces que se lo sujetaban mientras tanto) porque disponía de dinero suficiente para pagar la multa.

La Ley de Seguridad Ciudadana (1), tal como está planteada, atenta contra el derecho de reunión de los trabajadores, porque los cachorros neofalangistas de Nuevas Generaciones (por poner un ejemplo) con uno de los sobres que en su partido reparte Bárcenas tendrían para pagar dos o tres multas (en el caso, improbable, de ser sancionados) cada vez que alteran el orden público para jalear a los presuntos delincuentes de sus líderes cuando acuden al juzgado a declarar.

fenomenal portada de El Jueves, cuyo titular lo dice todo

fenomenal portada de El Jueves, cuyo titular lo dice todo

En cambio, no se nos escapa la avería económica que para trabajadores, sindicalistas y la gente de izquierda en general, supone un multón del calibre de los que podrán ser impuestos con la discrecionalidad y arbitrariedad que plantea el proyecto de Ley (2).

Un poco de memoria histórica. Recordemos que algunos de los derechos básicos de que hoy gozamos, como son las libertades de asociación y reunión, fueron conquistados por la clase trabajadora en los albores de la lucha sindical, y es precisamente por lo que el Gobierno pepero los ataca ahora, para intentar frenar la contestación social que desata su política de recortes de derechos y libertades contra la ciudadanía en general e, insisto, la clase trabajadora en particular.

Hecha la ley, hecha la trampa. Las sanciones económicas no gravan igual a los mozalbetes de familias acomodadas de La Moraleja que a los jóvenes trabajadores en paro de Vallecas o Villaverde. Y eso suponiendo, y es mucho suponer, que las sanciones se impongan equitativamente ante el mismo tipo de sucesos. La capacidad de pagar las costas para el recurso a la multa tampoco es la misma para todos. Como la Constitución protege el derecho de reunión, el PP la vacía de contenido con el chantaje, la coacción y la discriminación económicas.

Seguridad-Ciudadana

Asistimos a otro episodio de desvergüenza de clase. Otra prueba más de qué estamos hablando cuando enfrentamos que el Parlamento dominado por la abrumadora mayoría absoluta de la derecha embiste contra todo lo que nos ha costado tanta sangre y tanto esfuerzo conseguir.

Hablamos, siempre, que a nadie se le olvide, de clases sociales, de lucha de clases. Y, una vez más, la auténtica bandera de la libertad es la roja de los trabajadores, no la de los liberales fariseos de turno que sólo invocan la libertad para mofarse de ella y reforzar la indefensión que intentan imponernos a los trabajadores.

@JoseRaigal

  1. Aquí puedes consultar directamente, en formato pdf, el Anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana. Atención a la bufonada de utilizar el azul partidista del PP en la decoración de esta presentación. Patético.
  2. Curiosamente, en múltiples apartados donde se definen las acciones constitutivas de infracciones (de leves a muy graves) se hace referencia a las que “no constituyan delito”, con lo cual la calificación de la gravedad de las mismas queda al arbitrio de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en el apartado Sanciones:
    • La denuncia notificada en el acto por los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado constituirá el acuerdo de incoación.
    • Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado podrán denunciar infracciones de la legislación autonómica y local y sus manifestaciones tendrán valor probatorio.
Anuncios

3 pensamientos en “Chantaje económico (Ley Seguridad Ciudadana)

  1. Para nuestros gobernantes nacionalcatólicos, con sus mentes tan bien cuadriculadas y señores de orden, la desobediencia civil es pura y simplemente terrorismo o anarquismo. Ellos no entienden (ni necesitan entender) de democracia, carta de derechos humanos y demás zarandajas del rojerío francmasón, ya que siguen anclados en el franquismo y muchas veces más allá: directamente en la Edad Media. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/11/la-debilidad-mental-de-ana-botella.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s