Compromiso socialista

Ante todo y sobre todo me tengo por ser un sindicalista de clase. He militado desde que tenía 15 años en organizaciones de izquierda y soy delegado de Comisiones Obreras desde finales de los 80. Siempre he considerado que la defensa se la clase trabajadora se hacía desde dos frentes, el sindical y el político. La desastrosa experiencia que venimos padeciendo desde que el PP sacó la mayoría absoluta hace casi 3 años demuestra cristalinamente lo que nos jugamos el mundo del trabajo en la arena política.

Si estoy afiliado al PSOE ahora (1), sintiéndome heredero de la evolución política de Don Santiago Carrillo (2), es porque considero que en este momento, pese al desastroso estado en que se encuentra el Partido, es la referencia obligada de la izquierda política para recuperar el Estado del Bienestar y todos los avances históricos que se habían logrado durante décadas de lucha de clases en España.

Pero ahora escribo, no para explicar el porqué estoy afiliado al PSOE, cuestión de debate permanente con mis camaradas de Comisiones y buena parte de mis contactos en las redes sociales, sino para participar con este post en el debate público generado ante la próxima elección por parte de la militancia, este domingo 13, del Secretario General del Partido.

La tarea a la que se enfrenta quien salga elegido es un marrón de mucho cuidado. El Partido está en declive, en una cuesta abajo que parece no tener fin, e invertir esta tendencia de derrota no va a ser nada fácil. Querer dirigir al PSOE ahora implica, en cualquier caso, un grado de compromiso y sentido del deber que aplaudo en los tres candidatos que se presentan.

El socialismo que uneCreo que el Secretario debe ser una persona templada, un trabajador decidido que apueste por renovar al Partido desde los cimientos, que no tenga dudas al despojarse de lastres que tiran de nosotras y nosotros hacia el fondo, pero que no reniegue de un pasado que arroja un balance muy honroso para la familia socialista. Porque, no lo olvidemos, el Estado de Bienestar que el PP está demoliendo ladrillo a ladrillo, fue construido precisamente por los Gobiernos Socialistas que hubo en este país.

Cuando el sindicalismo de clase se movilizó con manifestaciones y huelgas generales contra las agresiones del PP, el lema era “Quieren acabar con todo” Precísamente, ese todo se había conseguido mediante décadas de trabajo incansable del movimiento sindical y mediante décadas de gobiernos socialistas.

Hay que librarse de todo lo negativo, que es mucho, pero sin renunciar a todo un pasado histórico de Gobiernos socialistas del que debemos sentir orgullo y defenderlo sin prejuicios.

Pedro Sánchez CastejónNo quiero figuras mediáticas aupadas por las redes sociales o infinitas horas en las tertulias televisivas, sino militantes comprometidos, que han trabajado con entrega y dedicación, que tienen experiencia en la arena política aunque no hayan ocupado primera plana en los medios como estrellas del famoseo político.

Quiero un lider que tenga credibilidad ante nuestra militancia socialista y ante toda la sociedad para poder elegirlo no sólo a Secretario General, sino también mediante unas primarias como candidato a Presidente del Gobierno. No elegimos sólo para darnos gusto (ideológico) al cuerpo, sino para ser una alternativa real que llegue a la ciudadanía española y recupere nuestro capital electoral para frenar a la derecha.

Pedro SánchezY, claro está, quiero un Secretario General que apueste por un Partido Socialista Obrero Español, que tenga conciencia de clase, y que sepa que nuestro Partido es para toda la sociedad pero la izquierda está enraizada y es una con la clase trabajadora.

Por eso, cuando escuché a Pedro Sánchez que su primera prioridad cuando sea Presidente del Gobierno será derogar la Reforma Laboral, si aún tenía alguna duda me la disipó de golpe.

No había oído hablar de Pedro antes de que se presentase como candidato a la Secretaría General, pero en estas semanas me he informado, he leído, he escuchado y al final, ya hace algunos días, me decidí a votar por él, porque considero que reúne todo lo que he escrito más arriba que busco en un Secretario del Partido Socialista. El debate entre los tres candidatos, Pedro, Madina y Tapias, fue también decisivo.

pedrosanchez

Votaré a Pedro Sánchez, y también, como él, desde ahora declaro mi compromiso a defender con uñas y dientes al Secretario General que salga elegido, sea cual sea, porque lo habrá elegido nuestra militancia y, por tanto, será el de todas y todos, será el Secretario General del Partido Socialista.

Te espero en la Agrupación este domingo 😉

@JoseRaigal

AHORA, PEDRO

(1) Me afilié de nuevo tras el desastre electoral de Noviembre de 2011 y la irrupción del PP con su mayoría absoluta. Anteriormente había estado también afiliado.

(2) Las tésis eurocomunistas de Don Santiago Carrillo le hicieron fundar el Partido de los Trabajadores de España-Unidad Comunista, que acabó integrándose en el PSOE.