Sí, se puede frenar al PP

Con esta gentuza del PP nunca hay que bajar la guardia. Pero ya andamos celebrando la marcha atrás que han dado con su contrarreforma de la Ley del Aborto y también en su pretensión de manipular en beneficio la Ley Electoral antes de las próximas municipales.

Aborto Libre

Felicidades a todas las mujeres por la retirada de la agresión que había ingeniado Gallardón contra vosotras. El PP es misógino y machista hasta la extenuación, y lo demuestra cada vez que abre la boca, a pesar de contar con tantas renegadas que, no sólo le votan, sino ocupan cargos en su Dirección.

PP machista y misógino

Seguimos alerta, pero esta batalla parece que ha dado frutos, gracias a la masiva movilización popular que el movimiento feminista, el sindicalismo de clase y la izquierda política, organizaron con toda prontitud y contundencia.

Quieren acabar con la DemocraciaEl pucherazo que preparaba Rajoy con su reforma de la Ley Electoral también ha sido parado. Es evidente que el desgaste que la derecha está teniendo, provocado por los recortes y la movilización popular, va a arrancarle muy importantes cuotas de poder en todos los niveles, local y autonómico en primera instancia. De ahí su intento de manipular la Ley para perpetuarse a toda costa.

Esta burda maniobra fue contestada por la sociedad y el resto de las fuerzas políticas, en los medios y en las redes sociales, rechazando la mezquindad del PP. La decidida y contundente oposición del Partido Socialista, liderado por Pedro Sánchez, ha conseguido que esta reforma electoral se haya retirado de la negociación parlamentaria de regeneración democrática.

Llegados a este punto, también quiero recordar que, recientemente, el sindicalismo de clase ha hecho rectificar al Gobierno del PP que pretendía impedir la jubilación anticipada de decenas de miles de trabajadores. Y más importante aún, los compromisos alcanzados para mejorar el empleo y frenar la exclusión social con propuestas a desarrollar a partir de este mes de septiembre.

La receta para defender nuestros derechos y libertades no es nueva, ya he escrito en otras ocasiones sobre ello: Movilización y negociación.

  • Negociación para concretar con quien detenta el poder político o el económico los avances que consigamos con la movilización.

No se pueden hacer aspavientos a negociar con el Gobierno, porque es la contraparte que tiene el poder. Cualquier cambio legislativo, en la actualidad, no puede hacerse sin negociar con el PP que, recordemos, tiene mayoría absoluta. Y así, cuando toca, el sindicalismo de clase o la izquierda política tienen que sentarse cara a cara con el enemigo de clase a jugar sus bazas.

A la vez, en paralelo, hay que trabajar activamente para agrupar fuerzas y que las próximas elecciones la izquierda se presente con una mayor organización y participación para derrotar al PP. El pasotismo abstencionista o el difuminar las diferencias entre izquierda y derecha, diciendo que son lo mismo, ya sabemos a dónde nos ha llevado.

Porque, no lo olvidemos, la batalla final al PP se la daremos en las urnas.

@JoséRaigal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s