Por sus santos cojones (o sea, por imperativo legal)

Me hierve la sangre en los casos en que a una persona se la fuerza legalmente a algo que única y exclusívamente le afecta a ella, bien sea se la impone una forma de vestir, el sexo de su pareja, su fe religiosa, la música que puede o no escuchar…

Una jueza en Sevilla obliga a un chaval de 8 años a que asista a las preceptivas catequesis y que posteriormente, en contra de su voluntad y la de su madre, reciba la Primera Comunión. El que ha forzado esta situación es el padre, que en estos momentos tiene la custodia del menor.

Te animo muy encarecidamente a que entres en la noticia aquí y la leas completa, porque está detalladamente escrita y merece la pena conocer toda la información de este suceso.

Noticia "Una juez obliga a un menor a hacer la primera comunión en contra de su voluntad"

Los razonamientos, por llamarlos de alguna manera, de la jueza vienen a avalar que el padre puede imponer esta decisión unilateralmente porque tiene la custodia y, aquí viene lo mejor, porque el recibir la comunión no supone “ningún daño” para el menor.

En esta España supuestamente aconfesional y democrática, pero asfixiada con el lastre pesado de siglos de catolicismo, ese argumento siempre ha sido esgrimido contra quienes en un momento dado hemos optado por no bautizar a nuestros hijos y dejar para más tarde a su voluntad, cuando lo desearan, el apuntarse o no a una religión, un partido político, un equipo de futbol, un sindicato o lo que fuera….

Es curioso como, cuando son los chavales quienes desean hacer la comunión en contra de la voluntad de los padres, enseguida salen los argumentos de que “no les va a hacer daño”, “qué mas te da”, “se va a sentir mal con respecto a sus amigos”, “déjale si el chico quiere”… y ahora, en esta sentencia, donde la jueza se ha negado en redondo a escuchar al menor, vuelve a salir el “qué mas da”.

comunion

La presión siempre va en una única dirección, conseguir que las comuniones se sigan celebrando caiga quien caiga. ¿Que el chico se niega? Entonces son los padres los que deciden por su bien, y si hay desacuerdo entre ambos, ya se encargarán los tribunales de imbuirle la fe a la criatura. ¿Que son los padres quienes pasan de comuniones? Entonces se les intenta hacer aparecer como unos ogros que no tienen en cuenta la voluntad del menor, que es lo que se debe tener en cuenta.

Mi hija y mi hijo están sin bautizar, y sin pasar por el resto de los trámites que la Iglesia Católica definde como sacramentos. A ambos les consulté en su momento que si querían hacer la comunión, a lo que me contestaron que no tenían el menor interés y que para nada, aliviandome un montón porque, probablemente, yo si hubiera respetado su voluntad.

Hay todos unos acuerdos internacionales y jurisprudencia variada de nuestro Constitucional para respaldar que un menor es titular del derecho a la libertad religiosa. Pero nada de esto ha sido tenido en cuenta por esta jueza que ha respaldado al padre en el pleito, y al final, por sus santos cojones (los del padre) ayudados por el imperativo legal (de la jueza) el niño se va a chupar la catequesis y la comunión en contra de su voluntad.

laicismo

Con semejantes actitudes, más propias del nacionalcatolicismo que de una democracia moderna, se vulneran los mas elementales principios de convivencia y respeto a las personas, y se sigue pretendiendo fingir que éste es un país católico.

Cada vez tengo más claro que sólo un Estado laico puede garantizar a la ciudadanía española un ambiente de libertad y tolerancia individual, libre de imposiciones ideológicas.

@JoseRaigal

Nota: Agradezco a Jaume d’Urgell la información sobre la noticia a través de la que tuve conocimiento de la misma.

Anuncios

5 pensamientos en “Por sus santos cojones (o sea, por imperativo legal)

  1. Cuando vi la noticia, se me encendieron todos los motores que todavía tengo y no se por qué me transportaron a una época no tan lejana de la dictadura pura y dura.
    Tristeza total tengo de estas dos españas que me vuelven a romper el corazón.
    Un abrazo

    • La España que impone su modo de vida y sus creencias es una de esas dos Españas. La otra es más tolerante y libertaria.
      Una es la oscuridad y otra la luz.
      Gracias por el comentario, Javier. Un abrazo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s