Un 2016 apasionante

apasionante

Pocos propósitos nuevos para este año. Cada uno de enero procuro renovar la ilusión y pasión por lo que hago, en lo personal y en lo militante. Los momentos son distintos, con situaciones nuevas y con personas diferentes, pero siempre toca desilusionarme para volverme a ilusionar, no me queda otra.

Cada cual que se aplique el cuento para lo que más le apetezca. Quien quiera que entienda que hablo de mi vida personal o, si lo prefiere, del momento político. ¿Que más da? La fina línea que lo divide hace que continuamente lo personal se convierta en lo militante y lo militante en lo personal. No entiendo otra forma de vivir la vida, todo es personal, todo se vive intensamente, todo requiere compromiso, entrega, sangre y adrenalina.

Encontrar camaradas y gente con la que caminar codo con codo trozos del camino es una tremenda suerte, que de vez en cuando sirve para renovar mi fe (bastante deteriorada) en el género humano. A todas ellas y ellos les dedico estas primeras letras del blog este año, una nueva etapa de ese fenómeno tan atractivo e interesante que es la vida. ¡Qué bueno es estar vivo y que bueno es poder ser consecuente con uno mismo!

La contradicción entre las apariencias y la realidad no es perceptible por casi nadie. Lo esencial es invisible para los ojos. Muchas veces los tópicos y los prejuicios encorsetan nuestro entendimiento y distorsionan nuestra percepción de la realidad, ocultando bajo la rutina y lo políticamente correcto (hay tantas clases de corrección política…) el camino que deberíamos tomar. Y es que el ser humano, en medio de la esclavitud impuesta por sus debilidades y su carácter, está condenado a elegir y a decidir, a ejercer su libre albedrío, siempre bajo un envoltorio de sombras y tinieblas preconstruidas.

A fin de cuentas, sólo nos queda el obrar conforme a nuestro sentido del deber, sea o no acertado (¿es posible saber si estamos en lo correcto?), apechugar con las consecuencias y seguir hacia delante con ánimo y sin desfallecer. Es el único camino.

Nos vemos en  la batalla diaria, nos vemos en la lucha, los sentimientos, el compromiso y la camaradería. Salud 😉

@JoseRaigal

Anuncios

5 pensamientos en “Un 2016 apasionante

  1. Pingback: Un 2016 apasionante | Manuel57

  2. Bonito título ,aunque la primera frase no esté en consonancia,también es verdad ,que los propósitos de año nuevo se van muy rápido,me gusta lo de renovar,eso sí es importante ,e ilusionarse,lo de desilusionarse ya no es tan necesario,y no hay que buscarlo,la vida lo da sin pedirlo.
    Cuando importa lo que se hace ,la vida no se puede tabicar y lo profesional y lo personal van en consonancia ,y eso hace más apasionante la vida.
    Encontrar personas en el camino es la parte bonita,las experiencias,lo enriquecedor de compartir ,aprender cada día de otros,y quedarse con quienes nos enriquecen ,ahí el libre albedrío nos da la oportunidad de hacerlo .
    Yo tengo un buen concepto de la especie humana ,sólo que como me dijo un amigo ,el instinto siempre está al acecho y somos animales al fin y al cabo ,es importante no olvidar aquello de tirar la primera piedra,,que no es otra cosa que la primera lección de empatía .
    El carácter lo forjamos nosotros,y la coherencia va en el carácter ,las debilidades y esclavitudes nos las imponemos cuando lo olvidamos.
    Lo correcto es más complicado ,pero suele ir por el camino de la empatía,no hagas lo que no quieras que te hagan.
    Y los sentimientos ,ay,los sentimientos ,decía creo San Agustín :que todo lo que se hace con amor está bien hecho ,y aquí también podemos usar el comodín de la empatía .
    Al final el camino lo elegimos nosotros ,los compañeros de caminata no siempre ,pero los amigos si,y esos son los que cuentan ,el ánimo y el entusiasmo dependen de lo que luchemos y queramos ,y cuando nos perdemos ,que todos lo hacemos ,el entusiasmo ,el carácter ,los amigos ,es decir lo que forjamos nosotros ,eso es el atajo para volver o cambiar de camino.
    Y si, lo esencial puede ser invisible a los ojos ,pero eso es porque perdemos la ilusión y nos dejamos llevar por la rutina ,dejamos de luchar y nos conformamos,y cuando la vida va poniendo difícil ver el elefante dentro de la boa ,y fácil ver un sombrero ,nuestro carácter determina la vista.
    Me quedo con el título ,y con un contenido muy hermoso ,sólo que lo camuflas tanto que cuesta no ver el sombrero
    Brindó por un año apasionante ,sean como sean las piedras del camino ,lo importante es no dejar de vivir .

    • Totalmente de acuerdo contigo, María. Especialmente en lo de la empatía, creo que es la gran asignatura pendiente hoy en día, nos encerramos en nosotros mismos y tendemos a interpretarlo y vivirlo todo desde nuestro interior, sin proponernos ni esforzarnos en ponernos en el lugar del otro (en este pecado de exceso introspectivo y solipsista me incluyo).

      Gracias por tu comentario. Desarrolla y completa el post.

      Un beso muy grande 😉

  3. Después de leer tu publicación y el comentario que dejo Maria,la verdad es que no se que puedo añadir,Como comentas ya esta completo el Post …Sonrisas y positivismo ante el año que ha comenzado, y yo me quito el sombrero ,ante ti y Maria. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s