Oposición socialista, YA

oposicionsocialistaYA

Cuando Pedro Sánchez se presentó a la investidura y Pablo Manuel Iglesias votó NO, forzando una nueva convocatoria electoral, ya hubo quienes anunciamos que aquello reforzaría al PP, como lamentablemente se cumplió. En las elecciones provocadas por el NO de Pablo Manuel y Podemos, el PP subió casi 700.000 votos, más de un 4% y 14 escaños. El PSOE se mantuvo, subió en porcentaje pero perdió 100.000 votos y 5 escaños. Unidos Podemos perdió más de un millón cien mil votos, pero esa Ley Electoral que tanto critican les permitió mantener in extremis el número de sus escaños más los de Izquierda Unida. Ciudadanos, en cambio, perdiendo menos de 400.000 votos, perdió 8 escaños.

Con esta tendencia de reforzamiento del PP, ¿a la clase trabajadora le interesan unas terceras elecciones? La respuesta es NO, a la clase trabajadora le viene muy mal repetir elecciones. Y es tarea del Partido Socialista evitar que se produzcan. Una repetición electoral que aumentase la mayoría derechista del PP sería suicida.

Es importante recordar, una vez más, que quienes se desgañitan ahora pidiendo un imposible (en estos momentos) gobierno progresista tuvieron una oportunidad de oro, respaldada por más escaños y más votos, y votaron NO a Pedro Sánchez. Me refiero a Pablo Manuel y su palanganero Garzón. La responsabilidad del punto en que nos encontramos es suya.

Así las cosas, el Partido Socialista debe tener su propia estrategia y línea de acción política, sin dejarse mediatizar por los discursos y consignas de nadie más. Es un error que cometen algunas fuerzas políticas y sindicales, dejar que el vocerío y los aspavientos de otros grupos dirijan sus análisis y conclusiones, entrando en el debate con las reglas que marcan los otros, dejando que lleven la iniciativa.

Si estamos de acuerdo en que una repetición de elecciones supondría una ampliación del desastre para la clase trabajadora, debemos impedirlas, sin lavarnos en agua bendita, ni tomar nuestras decisiones con un ojo puesto en los tuits de los trolls podemitas.

Pablo Manuel es el auténtico responsable de que hoy no haya un gobierno progresista. Si su gente no le ha pedido cuentas, es su problema. Pero el Partido Socialista no puede ser rehén del discurso podemita, debe tomar sus propias decisiones. Eso si, es de importancia capital el trabajo de explicarlas y argumentarlas ante la sociedad y la ciudadanía.

Evitemos nuevas elecciones, es preferible que el PP gobierne con una minoría tan precaria como la actual que darle la oportunidad de rearmarse como ya está haciendo. Al PSOE le toca pasar a la oposición, liderarla contundente y eficazmente, aprovechar la aún inestable situación parlamentaria del PP para presionarle hasta la extenuación, y articular propuestas progresistas creíbles y alcanzables que permitan ir cambiando la tendencia actual.

Si para ello el PSOE tiene que abstenerse en la probable investidura de Rajoy para desbloquear la situación, que lo haga. No tenemos que estar esperando que los nacionalistas ni nadie lleven a cabo tareas poco estéticas. Asumamos nuestras responsabilidades, tengamos coraje para pasar a la oposición ya y lideremos, ya, una auténtica alternativa progresista y de izquierdas.

@JoseRaigal

 

 

 

 

 

Anuncios