Twitter, sexo y fakes varios

fakes

“La imaginación al poder” se ha hecho realidad. O más bien, realidad virtual, porque, os recuerdo, existe vida fuera de twitter. Y así vienen los disgustos, cuando más allá de las fantasías que hemos generado a golpe de teclado y pantalla nos damos el porrazo con la cruda realidad.

La búsqueda de pareja fija u ocasional por las redes suele acabar en decepción, y no porque con quien chateamos a ciegas resulte luego, a la hora de las cañas en persona, un fiasco. Simplemente, es habitual adornar a la otra parte con todas nuestras ilusiones y esperanzas, creando un mito a base de todo lo que buscamos y no encontramos. Luego viene el chasco.

En el panorama político español ha sucedido más de lo mismo, en las redes un amplísimo colectivo ha volcado sus anhelos en construir una fuerza política idílica, más allá del bien y del mal, perfecta, a salvo de toda crítica y sin defecto alguno que permitan se critique. Luego ha venido el chasco, no estaba mal pero no era el pibonazo que se esperaba de ojos verdes, sonrisa fascinante y tipazo atlético y sexy. Y es que la gente no elige sus representantes a golpe de ratón, dirigidos por encuestas amañadas por una legión de cibernautas, sino metiendo, todo el mundo, tengan perfil en twitter o no, su papeleta en una urna. Es lo que tiene la democracia.

Aún así, por efecto multiplicador, es cierto que lo que se mueve en redes sociales también tiene un poderoso efecto en el mundo real. Al fin y al cabo, todo se relaciona entre sí, no existen compartimentos estancos. Por eso también hay que estar en las redes sociales, convertidas en medios sociales por su efecto de crear opinión. Hay que estar en el ciberespacio, situarse en webs, utilizar whatsapp, telegram y lo que se tercie. No se puede dejar ningún frente abandonado, porque el conflicto es total.

Una vez dicho esto, lo que es cierto es que la lucha principal se da en la dimensión física del mundo en el que vivimos. Las huelgas se hacen no acudiendo al puesto de trabajo, incluso participando en los piquetes; las firmas que han metido a la ILP de la renta mínima en el Parlamento las hemos recogido firmando con bolis los pliegos de papel; las manifestaciones más masivas contra la guerra de Irak fueron a golpe de calcetín sobre el empedrado de las calles y la poca o mucha resistencia real a una derecha fortalecida por las tontunas de la izquierda, al final se da en las urnas, que es lo que cuenta.

Como siempre, queda mucho trabajo por hacer en el mundo real. Incluso siendo verano, se resuelva como se resuelva el rompecabezas de elegir el futuro Presidente del gobierno español. El conflicto social es global, hay miles de escaramuzas y batallas, tácticas o estratégicas, con las que lidiamos día a día y hay que moverse de delante de las pantallas porque el movimiento se demuestra andando.

@JoseRaigal 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s