Primarias socialistas. A dos vueltas, por favor

El próximo 26 de marzo Susana Díaz presentará, por fin, su candidatura a Secretaria General del Partido Socialista Obrero Español. Buena noticia, dado que las primarias con un único candidato de peso respiran inercia institucional y conservadurismo palaciego.

No soy amigo del sistema de primarias, por lo que tienen de reforzamiento caudillista y, en estos tiempos especialmente, existe una peligrosa tendencia a elegir más estrellas mediáticas que líderes responsables. Pero es el sistema que ha aprobado mi Partido y no queda otra (1)

Desde aquí, ya, adelanto que de presentarse a nuestras primarias Susana, Patxi y Pedro, votaré casi seguro o por Susana o por Patxi. Ya apoyé a Pedro en sus comienzos y he de reconocer que la decepción ha sido mayúscula. No supo estar a la altura de las circunstancias y se ha puesto a la cola de la estrategia de Podemos de tal manera que a punto ha estado de aniquilar al Partido. No, no votaré por Pedro.

Aún ando indeciso de cual será mi voto, aunque ya escribí que Patxi me parecía la mejor solución para intentar a comenzar cerrar las heridas abiertas por Pedro en el interior del PSOE, cierto es que lo condicionaba a conseguir apoyos que no parece haber conseguido, dado el anuncio de Susana.

Creo que el momento para el PSOE es lo suficientemente delicado como para que quien salga de las primarias lo haga con un apoyo indiscutible. Por eso, y dadas las tres personas que compiten en la actualidad, considero que debería haber una segunda vuelta a la que concurrieran las dos primeras en número de votos, para que quien al final se alce con la victoria no lo haga en base a la fragmentación de voto sino con un respaldo mayoritario e indiscutible.

El futuro del socialismo español no puede estar al azar de las estrategias basadas en la aritmética, sino lo debe decidir un apoyo real y claro de su militancia.

@JoseRaigal

Anuncios