Susana Díaz, la que más le duele a Pablo Manuel


El Partido Socialista es el gran foco de atención política, todo el mundo pone sus ojos sobre un proceso tan absolutamente interno como son nuestras primarias para elegir a quien ocupe la futura Secretaría General, vacante desde la deserción-dimisión de Sánchez Castejón, pero además es significativo que las opiniones desde fuera de nuestro Partido lleguen más allá, hasta la toma de partido, la valoración e incluso la injerencia en el proceso cuando gente que pertenece a otras organizaciones aconseja, opta y presiona en favor de uno u otro candidato. Como si fuese cosa suya. Alucinante.

Realmente es cosa suya, los podemitas y ultraizquierdosos en general hace tiempo que asumieron que poco o nada tenían que hacer al existir una referencia tan solida como el PSOE en la izquierda española. El sorpasso con el que sueñan desde hace décadas y que no consiguieron por apoyos electorales intentan forzarlo con estrategias que suponen una clara intromisión en nuestra vida de Partido, alineándose con el candidato, Sánchez Castellón, que ha sucumbido a sus cantos de sirena propagandísticos y que les hace el juego con una inocencia derrotista que raya en la entrega sumisa.

A la vez, la oleada de descalificaciones, agresiones verbales e insultos que han desencadenado contra Susana Díaz es significativa de qué candidata socialista es la que más les duele. Podría pensarse que toda esa propaganda machacona con el falso mantra podemita de que Susana supondrá la debacle socialista debería hacerles estar deseando que fuera elegida Secretaria General. Así les facilitaría el tan deseado sorpasso con el que están obsesionados.

Pero aunque mienten una y otra vez, intentando cual modernos Goebels convertir sus embustes en realidad, lo cierto es que son conscientes de que Susana Díaz en estos momentos es la alternativa necesaria que reforzará a ese Partido Socialista que tanto odia Pablo Manuel y su guardia pretoriana. Por eso la atacan con uñas y dientes.

Hay muchas razones en positivo para elegir a Susana como Secretaria General de mi Partido, y por eso la votaré el próximo domingo: Su gestión en Andalucía, su experiencia de gobierno, su trayectoria militante, su oposición decidida frente a la corrupción, su apuesta por un proyecto 100 por 100 socialista, con estrategia y objetivos propios, su acción decidida por la Igualdad en todos los ámbitos… todo eso me hizo decidir que era su momento al frente del PSOE.

Pero, me vais a permitir que también, aparte de con análisis y razones políticas, decida mi voto con las tripas, porque sé que Susana Díaz es lo que más le duele a Pablo Manuel Iglesias y a su jauría antisocialista. Y si mi voto, además de bueno para mi Partido, le da un disgusto al Führer podemita pues esa alegría que me llevo.

Muchas y muy variadas razones y pasiones para votar a favor de Susana Díaz en nuestras primarias socialistas. Nos vemos en la Agrupación el próximo domingo 21. Pablo Manuel y sus huestes no pasarán.

@JoséRaigal

Anuncios