Votando con orgullo obrero y socialista

Me van ustedes a perdonar, (o no, me da igual), que yo no me avergüence de militar desde hace años en el Partido Socialista Obrero Español, como no me avergüenzo de militar en las Comisiones Obreras. Me siento orgulloso de ambas cosas, miro de frente y me la traen al pairo los tópicos mendaces que pululan en medio del ruido de las redes sociales.
Pero, puestos a decir las cosas como son, lo que si me duele un poquillo es ver a alguna de nuestra gente, de la militancia socialista, que de pronto se han puesto a repetir como loros las tonterías antisocialistas de los podemitas. Triste y pírrica victoria la del decepcionante Pedro Sánchez, provocar el enfrentamiento interno en el partido hasta el punto de renegar de un pasado por el que hay que sentir orgullo.

Ojo. He participado activamente en todas las huelgas generales que se han hecho en este país desde el franquismo (antes era muy joven y no trabajaba) y ha habido medidas de Felipe o de Zapatero con las que no he estado de acuerdo, y he sido consecuente en las calles y en los piquetes, pero me siento orgulloso del balance general de los Gobiernos Socialistas en España y por muchos tuits y memes de la caverna podemita, nunca renegaré de ello.

Viene este post a cuento del lamentable y mezquino espectáculo al que asistí cuando gente a la que respeto y admiro como Felipe González, Guerra, Rubalcaba o Zapatero fueron blanco de insultos y ofensas desde nuestras propias filas por apoyar a Susana Díaz en las próximas y cruciales primarias socialistas.

Siento vergüenza ajena cuando leo a supuestos militantes socialistas las patochadas de las puertas giratorias, del Ibex35, de los jarrones chinos o imbecilidades parecidas fruto de la propaganda podemita, y siento vómito intelectual ante alguien, Pedro Sánchez, que monta su campaña cimentándola en calumnias contra los gobiernos socialistas.

Los gobiernos socialistas fueron quienes construyeron el estado de bienestar que recortó el PP al abusar de su mayoría absoluta, los gobiernos socialistas fueron quienes promovieron las legislaciones sociales más avanzadas en la Democracia y quienes reforzaron nuestros derechos y libertades.

Si Felipe, Guerra, Rubalcaba, Zapatero y todos aquellos que trabajaron con ellos apoyan a Susana Díaz, lo tengo muy claro.

Si Pedro Sánchez y su jauría tuitera caen en repetir la propaganda podemita, lo tengo más claro aún.

Votaré en las primarias socialistas, con orgullo y la frente muy alta, en mi Agrupación, como lo he hecho siempre. Y votaré, pese a quien pese, a Susana Díaz.

@JoséRaigal