Miente, que algo queda

miente2

Trump, el antisistema multimillonario, ha unido a su capacidad económica el poder que le da la Presidencia de EEUU y no está demostrando ninguna responsabilidad en la gestión de tantos recursos. Lo último ha sido atacar en Twitter a un sindicalista que le criticó públicamente, y que ha recibido amenazas de muerte tras los tuits incendiarios que le ha dedicado Trump.

Es significativa la afición por Twitter de este energúmeno que ahora ocupa el cargo de “hombre más poderoso del planeta”. Por el momento es el canal que prefiere para emitir su opinión e incluso notificar las medidas que está tomando, por ejemplo a la hora de elegir a su futuro gabinete.

Twitter, como todo, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, sus luces y sus sombras. Igual que el resto de redes sociales pero con peculiaridades a tener en cuenta. Fundamentalmente, Twitter por su limitación de caracteres lleva a la simplificación, y la simplificación a la demagogia y la irracionalidad.

Mención aparte merecen las mentiras y los bulos difundidos en todas las redes sociales, que facilitan las técnicas de la propaganda nazi, a las que se refería Goebbels, ministro nazi de propaganda, cuando soltó aquello de “Una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad.Trump y la derecha reaccionaria reflejo de la América profunda se han aplicado el cuento y lo están utilizando con profusión para extender su influencia social.

Estas manipulaciones profundamente antidemocráticas tienen tal gravedad que Facebook y Google han empezado a tomar medidas para intentar evitarlas. Veremos si tienen éxito en el empeño, pero está claro que la manipulación tiene tantas variantes y la información y contrainformación se distribuye de una forma tan vertiginosa que parece difícil poder impedirlo.

Volvemos a Goebbels, no en vano es el teórico más conocido sobre manipulación propagandística y sus métodos dieron paso a uno de los mayores crímenes contra la humanidad, el que supuso el gobierno nazi en Alemania. En los años 30 no tenían internet, el método de comunicación por excelencia era la radio, y por ello fue lo que los nazis utilizaron: “No nos habría sido posible conquistar el poder o utilizarlo como lo hemos hecho sin la radio. La radio es el intermediario más influyente e importante entre un movimiento espiritual y la nación, entre la idea y el pueblo.

Hoy en día, las redes son utilizadas de forma organizada para manipular informaciones, difundir bulos y crear opinión, todo ello bajo el disfraz populista de la espontaneidad. Evidentemente, el uso torticero que los antidemócratas hacen de las redes no debe llevar a que el resto las abandonemos, es preciso estar en ella, dando la batalla en defensa de las libertades y la democracia. No olvidemos que el fascismo avanza si no se le resiste.

Lo que es muy necesario es tener criterio propio, saber analizar cada información que se recibe, contrastarla con fuentes fiables y poner tu propia mente a trabajar. Un poco de sentido común es la primera herramienta para evitar la manipulación.

@JoseRaigal

 

Anuncios